Blanca cacereña

La oriunda raza cacereña

Formulario acceso

Blanca Cacereña, quiere una marca de calidad

La blanca cacereña es una de las razas más amenazadas de Extremadura. Actualmente está en peligro de extinción y sólo se conservan 931 cabezas en las explotaciones ganaderas de la región. Su carne está considerada una de las más exquisitas, pero aún así no es una de las más demandadas por los consumidores. Esas son las principales razones por las que la Asociación de Blanca Cacereña no perdió la oportunidad de participar en el primer Salón de la Carne celebrado en la última Feria Agroganadera de Trujillo.

Esta agrupación contó con un estand desde el que informaron a los asistentes sobre las características de esta raza y reivindicaron más ayudas a las instituciones. «La Administración y la hostelería tienen que darle la importancia que se merece. Es interesante que se nos dé a conocer y nos ayuden con tareas de comercialización. Al contar con una cabaña menor ese es nuestro gran problema», afirma Eugenio Porras, miembro de la Asociación de Blanca Cacereña.

Él, junto a sus compañeros de agrupación, están trabajando en conseguir que su cabaña ganadera pase a formar parte de una marca de calidad reconocida. Ponen como ejemplo una Indicación Geográfica Protegida (IGP) similar a la que ya posee el cordero de Extremadura. Aunque los trabajos aún no están muy avanzados, confían en que en la próxima Feria Agroganadera de Trujillo ese objetivo esté cumplido.

Eugenio Porras

Asociación de Blanca Cacereña

«La Administración y la hostelería tienen que dar a esta raza la importancia que se merece»

En cuanto al consumo de carne de esta raza, Porras asegura que el problema está en la «escasa promoción que pueden hacer desde una asociación pequeña», aunque se muestran esperanzados y confían en la que ventas aumenten, sobre todo en las fechas navideñas.

Fuente: Diario Hoy.